En una entrada anterior hablamos de los materiales que se usan más habitualmente para los frentes de los muebles en la cocina. Hoy vamos a comentar los materiales más utilizados para las encimeras, otra parte muy importante a la hora de elegir la cocina idónea para cada persona.

Respecto a los acabados para encimera, tenemos una gran variedad de materiales en el mercado y cada día aparecen nuevos. A continuación veréis algunos de los más comunes:

Encimeras postformadas: son la opción más barata. Se componen de un tablero sobre el que se coloca una lámina plástica con o sin dibujo. No presentan buena resistencia al calor ni a la rayadura. Existen en gran variedad de dibujos y colores y con distintas formas y terminaciones en el canto.

Encimeras de piedra natural:  son las encimeras tradicionales de granito o mármol. El granito es uno de los materiales más resistentes al calor y a las rayaduras mientras que el mármol tiende a desecharse cada vez más al verse alterado por el ataque de los ácidos. Además, la variedad de granitos y mármoles se ha ampliado mucho en los últimos años gracias a la importación de piedra de otras zonas del mundo, aportando otros coloridos y características. El precio puede variar también bastante dependiendo de la variedad elegida y su procedencia. La piedra natural, al igual que la madera, está sujeta a posibles variaciones en el dibujo y tonalidad según la veta que se extraiga.

Encimeras sintéticas: muy de moda últimamente por su versatilidad en color y dibujos además de por sus cualidades físicas de dureza y posibilidad de eliminación de juntas. Hay que tener en cuenta que, sin embargo, son sensibles al calor (unas más que otras, dependiendo de su composición). Normalmente se componen de varias resinas sintéticas mezcladas con algún elemento mineral. La proporción y calidad de estos dos elementos determinará la calidad, variedad y precio de los distintos tipos de encimera sintética que encontraremos en el mercado.

Encimeras de acero: comenzaron a utilizarse en la cocina profesional por sus cualidades higiénicas y de resistencia al calor y poco a poco fueron ganando terreno en la cocina doméstica. Se trata de una encimera para los amantes de este material ya que presenta el inconveniente de que se marca con mucha facilidad aunque el material sigue manteniendo sus características físicas. También limita mucho la estética de la cocina.

Encimeras cerámicas: uno de los últimos materiales que han aparecido en el mercado son las planchas cerámicas de pocos milímetros de espesor y grandes dimensiones en ancho y largo. En un primer momento se utilizaron para aplicaciones en fachadas, paredes y suelos pero poco a poco se ha ido introduciendo en las encimeras, sobres de mesa, etc. Se trata de un material muy resistente, agradable al tacto, resistente a rayaduras y calor, higiénico, con distintas tonalidades a elegir. Se suele colocar combinado en otros materiales para ganar grosor y añadir otras cualidades estéticas al material.

ARMARIO ABIERTO_1_old bajaR
Pioneros en los materiales; esta encimera cerámica puede verse en nuestro showroom en Zaragoza, en Infor Ambientes

 

Una de las últimas tendencias que venimos observando es la combinación de encimeras de distintos materiales dentro de una única cocina. De esta forma, podemos aprovechar las características de un material para una zona de trabajo en concreto. Por ejemplo, usamos acero, resistente al calor, para la zona de cocción; Corian o similar, que se puede modelar sin juntas visibles,  para la zona de aguas; y estratificado o madera, materiales más económicos pero menos resistentes,  para la zona de almacenamiento. En realidad esto sólo es recomendable en cocinas de grandes dimensiones o que por su distribución te permitan hacer una transición aceptable entre unos materiales y otros.

 

_66U0039
Otra opción para decorar la cocina: haz que le encimera sea la protagonista y combínala con mueble neutro y otros elementos decorativos de la estancia