Seguimos con el artículo anterior y es que el tema de tendencias es uno de los más extensos. Hay infinidad de puntos a tener en cuenta.

Encimeras con nuevos colores y materiales exclusivos.

Cupa Stone presentó en Casa Decor 2019 su nueva gama premium de piedra natural Terra que presume de ser un material resistente a la vez que exótico. Entre sus características destacan la resistencia al calor y al rayado, impermeable y de fácil mantenimiento.

Otro de los fabricantes destacados es Cosentino y su coleccion de piedras naturales Sensa con la que rompe todos los esquemas conocidos. Están tan seguros de sus propiedades que incluso ofrecen 15 años de garantía. Se trata de un tratamiento que sobre la superficie de la piedra la convierte en un material impermeable, repelente de manchas y resistente al rayado. Es capaz de mantener inalterado su color y protegerse de las alteraciones causadas por la luz solar y su radiación UV.

En cuanto a colores, no ha cambiado mucho de lo que ya conocemos, aunque sin lugar a dudas, los tonos naturales como el blanco y el beige son un acierto. Tanto en su formato pulido que se aproxima a los gustos clásicos como las superficies con texturas mate o satinadas

 

Y para los más atrevidos aterriza una tendencia que recupera la originalidad del terrazo. Hasta el momento los colores lisos, los acabados efecto mármol y sus vetas estaban revolucionando el mercado de las encimeras y frentes. Sin embargo, muchos diseñadores han sucumbido a la tentación de la artesanía y colorido de este material. Altrock, de Robin Grasby, es la reinvención del terrazo, este destacado diseñador compone sus piezas artísticas a partir de trozos de mármol reciclado y resinas. Sus diseños se alejan de lo común, son originales, se pueden utilizar para realizar encimeras o sobres de mesa. Sin lugar a dudas, no deja indiferente. Puedes ver algún ejemplo y conocer más sobre este material AQUÍ.

Los electrodomésticos desaparecen.

Jugamos al todo o nada, hemos visto como los grandes frigoríficos americanos han ganado mercado en los últimos años. Sin embargo, la tendencia es integrar los electrodomésticos en el mobiliario de cocina, ocultando frigoríficos, lavavajillas o lavadoras. Las campanas pasan desapercibidas integradas en los muebles altos, aparecen de manera discreta en las encimeras de la isla o desaparecen de nuestro campo visual empotradas en el techo. Ya hablamos de este indispensable electrodoméstico, pero si te perdiste este post puedes encontrarlo AQUÍ. La razón de utilizar electrodomésticos integrables es la misma que ya hemos comentado en el apartado de tiradores, integrar el mobiliario de cocina con el salón.

El blanco se mantiene pero actualizado.

No se trata de una novedad aunque es uno de los colores que no pasa de moda, que gusta a todos y que es tan versátil que no puede faltar en esta lista. Hemos visto mil y una versiones de cocinas nórdicas blancas con toques de madera combinado con metal negro. No quiere decir que vaya a desaparecer esta tendencia pero sí se introducen nuevos matices. Como hemos visto las piedras naturales están de moda y esto se traslada a los frentes de cocina. El mármol blanco combinado con la madera de roble crea un ambiente elegante y cálido al mismo tiempo. El tirador Onyx en negro junto con la grifería del mismo color realzan la veta y resaltan formando parte de la decoración.

El blanco puro deja paso a una combinación más natural donde la madera gana protagonismo. Otra versión ganadora para los más conservadores que quieren alejarse de la típica cocina clásica sería combinar frentes plafonados de madera en los muebles bajos y la parte superior en blanco con armarios sin tirador, encimera blanca y revestimientos en microcemento. Este juego aporta una sensación cálida y natural, tiene un toque clásico combinado con un ambiente más minimalista donde los tonos neutros y la luz ganan protagonismo.

Cocina con tirador Onyx con frentes en Calacatta y Roble Crema.
Tirador Onyx con frentes en Calacatta y Roble Crema.

Vuelven los azulejos pero no de cualquier manera.

Hace ya bastante tiempo que aquello de cubrir con azulejos todas las paredes de la cocina de suelo a techo pasó a la historia. Las cocinas se vistieron de nuevos revestimientos, la pintura comenzó a ganar protagonismo, el microcemento ha sido una tendencia que ha ganado muchos adeptos. Hoy en día, existe una infinidad de combinaciones posibles con todos los elementos que están en el mercado. Desde la combinar diferentes materiales como paredes en microcemento y suelos laminados resistentes hasta utilizar el mismo material de la encimera para el salpicadero. Otra opción es alicatar el antepecho o frente la zona de cocción mientras el resto de paredes son pintadas o revestidas con papel pintado. Eso sí, no vale cualquier azulejo o baldosa, podemos elegir entre una gran variedad de novedosos modelos, con formas geométricas, en formato 3D, atractivos colores y además podemos jugar con el color de la lechada o pasta de juntas. Utilizar pintura en el resto de las paredes nos dará opción a cambiar de estilo si nos cansamos del color elegido o queremos seguir las tendencias.

Algunos fabricantes se han actualizado y rompen los esquemas con sus diseños. Un ejemplo de ello lo podríamos encontrar en la nueva serie Omicron de Vives o en la serie Cava Mosaic de LugidiPevere para Living Ceramics. Sus atrevidos colores en la pasta de juntas combinado con las formas geométricas son todo un acierto en diseño.