Anteriormente os poníamos al corriente de qué es el FENIX (podéis verlo pinchando aquí), hoy después de muchas consultas de clientes os contamos como limpiarlo.

 

Como cualquier material de uso doméstico, se debe limpiar con regularidad, aunque no requiere de ningún cuidado especial.

Mantenimiento diario y manchas comunes

Para su limpieza diaria suele ser suficiente con pasar un trapo húmedo con agua templada por la superficie usando un paño suave, para manchas más comunes se pueden utilizar limpiadores de uso doméstico (siempre que no sean abrasivos), si las manchas están resecas es aconsejable usar una esponja mágica o un paño suave.

Para terminar, eliminaremos los restos de detergente con agua.

 

Manchas persistentes y pequeños arañazos

En caso de tener una mancha persistente, es aconsejable usar un producto específico para ese tipo de suciedad, así nos desharemos de ella con seguridad.

Si tenemos microarañazos lo idóneo es seguir los siguientes pasos:

 

 

 

En definitiva, tener una cocina FENIX es saber que no necesitas un gran esfuerzo para mantenerla como nueva, y la seguridad de tener una superficie fácilmente reparable ante pequeños roces del día a día.

 

Más información en la web FENIX NTM